La marca innovadora de tequila, lanza "blends" excepcionales

Por Shivani Vora, periodista de Forbes

Cuando se trata de la mayoría de los esfuerzos artísticos, desde la música o la escultura hasta la pintura, se necesita trabajo para convertirse en un experto en el oficio.
Muy rara vez alguien será un maestro de inmediato, hasta que perfeccione sus habilidades y las mejore.
Lo mismo puede decirse de los blends de bebidas espirituosas y, en este caso, la elaboración del tequila. Como mencioné antes, para hacer tequila, debes cumplir con ciertos criterios, desde la cantidad de agave azul que se usa hasta el lugar en México donde se cultiva. Pero, incluso con estas reglas, todavía hay mucho margen de maniobra para la expresión.
Tequila Ocho, una marca relativamente joven en los Estados Unidos (está disponible aquí desde 2008), adopta un enfoque que es a la vez anticuado e innovador. Cuando dos tequileros experimentados, Tomas Estes y Carlos Camarena, se reunieron para crear un tequila nuevo, Tomas tuvo la idea de obtener el agave de un solo campo para cada botella, un concepto que se conoció como "ranchos únicos".
No solo eso, sino que la familia Camarena ha estado en el comercio del tequila durante más de un siglo y personalmente es propietaria de todos los campos que utilizan, algo poco común para las marcas de tequila. Estes y Camarena quisieron crear un tequila que se centrara en el ingrediente que hacía que la bebida fuera lo que era: agave azul. Para ser considerado tequila, debe estar elaborado con poco más del 50% de agave azul, lo que le da el sabor icónico por el que es conocido. Tequila Ocho, sin embargo, usa hasta un 100% de agave azul. Esto conduce a una sensación sorprendentemente diferente, lo que lo convierte en un tequila casi perfecto.
Aunque experimentan de vez en cuando, Tequila Ocho ha tomado los aspectos centrales de lo que hace que el tequila sea especial y ha centrado su iteración del espíritu a su alrededor combinado todo esto con sus antiguos métodos lentos de elaboración de tequila. ¡Tequila Ocho se siente y sabe como un destilado tres veces el precio de lo que realmente es! El Plata es su botella más básica, aunque sin envejecer rinde homenaje a los viejos ranchos mexicanos. El Añejo se envejece exactamente un año en barricas de roble americano, utilizadas anteriormente para el whisky.
Ahora, han empujado aún más los límites: lanzando en diciembre de 2020, el Tequila Ocho Barrel Select a nivel global, haciendo uso de barricas de ron añejo y coñac para crear tres tequilas Añejos distintos, en asociación con Maison Ferrand Master Blender Alexandre Gabriel.
Primero, está el "Tropical", añejado en barricas de ron de Fiji, Trinidad y Panamá para invocar una sensación del Caribe y el Pacífico Sur. En nariz encontrarás desde cerezas frescas y canela hasta maracuyá y lavanda, con un sabor a chocolate amargo, ciruelas pasas, café, cerezas y notas de vainilla con un final cremoso.
“Continental” apuesta por una sensación más familiar, utilizando barricas de coñac francés. Con aromas de Anís, chocolate, mazapán, malvavisco, jazmín y más, y en el que obtienes notas de toffee, nuez moscada, vainilla y canela.
Finalmente, “Transatlantic” proviene de barricas de ron de Fiji y Panamá, así como de barricas de Cognac de Francia. En nariz sentirás melaza, mango y pimiento verde, pero el sabor es todo de fruta dulce.
Estos tequilas, así como la línea principal, están destinados a ser saboreados y disfrutados. Si bien el tequila tiene el estereotipo de ser fuerte al paladar, eso se debe a que la gran variedad de sabores que golpean tu lengua a la vez es abrumador. Estos no son pensados para tomarse de shot si no para hacer con ellos lo mismo que lo harías con una copa de brandy o whisky, así que caliéntate junto al fuego y bebe un sorbo.

Ve la nota original aquí:
https://www.forbes.com/sites/shivanivora/2021/02/04/the-innovative-tequila-brand-releasing-exceptional-blends/?sh=4ff65bb6ce05&fbclid=IwAR1KickeKmec3Wh6ZeIGCUbRpoqngacOIQUWF4n_sM8jq2zUQ6AiVgoSGVg